Aderezo completo de latón chapado en oro y perlas cultivadas. Antialérgico. Ver más grande

Aderezo completo de latón chapado en oro y perlas cultivadas. Antialérgico.

AD402

Nuevo

Aderezo completo (Joia, pendientes tipo polcas, agujas moño y horquillas)

Material: latón chapado en oro y perlas cultivadas.

Antialérgico (sin níquel)

Adecuado para vestimenta siglo XIX y fallera.

Más detalles

Envío de 6 a 7 dias

311,60 €

+ lista de deseos

Pago
Pago

Elementos del aderezo:

 

Las horquillas de los rodetes

 

Son unas piezas que complementan los rodetes laterales del peinado.

 

Eran propias del siglo XIX y estában realizadas en plata, plata sobredorada o metal. Estas horquillas normalmente eran simples y estaban adornadas en mayor o menor medida.

 

Su función era además de adornar la realización de los rodetes laterales. Se colocaba una de estas horquillas de forma vertical entre la oreja y la zona de la patilla y se enroscaba la maya de cabello distribuida para esto en forma circular entre el costado de la cabeza y la horquilla. Una vez acabado el rodete se colocaba la otra horquilla de forma horizontal.

La aguja y los pinchos

La aguja es un objeto cilíndrico necesario para la realización del peinado de valenciana.

Esta compuesta por dos piezas, la espada y el cañón. La espada es la parte en forma de pincho y el cañón la hueca y cilíndrica por donde se introduce la anterior. En ambos lados suele acabar con un rosetón o una bola metálica, que aparte de adornar permitía que se sujetara. Estas piezas solían ser de plata, plata sobredorada o metal.

 

Los rosetones más antiguos solían estar adornados solo con espejuelos, o con piedras semipreciosas. Ya en el siglo XIX los rosetones suelen ser de menor tamaño y ornamentadas con perlas de tamaño pequeño.

En el siglo XVIII esta pieza era única, pero en ocasiones se llevaba con otra de materiales similares y con la forma de la espada. O sea un extremo con rosetón y otro en forma de pincho pero de un tamaño un poco menor que la anterior. Esta pieza era la conocida como rascamonyos, ya que servía para rascarse el pelo si hacía falta a través del moño. 

 

Solían hacer juego con la aguja aunque no siempre. Con esta pieza el conjunto quedaba asimétrico con lo que en el siglo XIX se hizo otra pieza de similares característica al rascamonyos que se ponía una a cada lado del moño y que es como se lleva actualmente.

 

La Joia

Es la pieza de más valor del aderezo, también la de mayor tamaño y la más vistosa. Se cree que primeramente era una cruz que fue evolucionando y a la que fueron añadiendo colgantes.

Estaba formada por varias partes desmontables que la convertían en una pieza de mayor o menor lujo según se quisiera. Las más antiguas solían constar de dos piezas, pero con el paso del tiempo se le fueron añadiendo más colgantes.

En un principio se llevaba colgada al cuello por medio de una cinta, cadena o collar. Normalmente hacía juego con los pendientes y resto del aderezo.

 

La pieza principal tenía formas variadas como de lazo o mariposa. De ella pendía otra pieza de menor tamaño.

 

Como las otras piezas del aderezo, estaban realizadas en oro, plata sobredorada o latón. Con piedras normalmente de color verde y perlas de mayor o menor tamaño engarzadas. La parte dorada podía estar muy trabajada a base de cincel, troquel o con pequeños calados. 

 

Las había sencillas y cortas, otras en cambio podían ser más elaboradas y con varios colgantes que la hacían tener un tamaño considerable.

 

En el siglo XX las perlas fueron muy utilizadas llegando a recubrir casi en su totalidad la joia, no dejando ver la base de la pieza.

 

Posteriormente pasó a utilizarse como aguja de pecho y llevarse para sujetar el pañuelo de cuello cruzado sobre el pecho.

En la actualidad en muchos casos la joia se usa solo como adorno ya que por las modas del momento, que no tienen nada que ver con lo tradicional, los pañuelos se llevan colocados de otras formas. Y no sería necesaria la utilización de esta pieza que de todas formas se lleva sin cumplir ninguna función.

 

Los Pendientes

Los pendientes o arracades, son piezas utilizadas por todas las mujeres para su adorno y embellecimiento sea cual sea su condición social.

 

Dependiendo del poder adquisitivo de cada persona, podían ser unos pendientes sencillos tanto en el diseño como en los materiales o de verdadero lujo con oro y piedras preciosas. En ocasiones formaban parte de un aderezo, pero no siempre.

Existía gran variedad de modelos, los más antiguos y corrientes eran simple aros. Estos aros fueron transformándose y sirvieron como base para la sujección de otros modelos, esta pieza se llamaba candado. Su forma podía variar y no siempre tener aspecto de aro.

Los pendientes más conocidos y utilizados en el siglo XVIII eran: Gallega, De a uno o de chorro, De hoja, De a tres o De la Verge, Barquillos, estos ultimos podían ser la evolución de los anteriores, de lámpara, etc.

Estas piezas más antiguas solían ser de oro con esmeraldas, espejuelos y perlas de menor o mayor tamaño según el diseño.

Los modelos más utilizados en el siglo XIX eran: Polcas, de balconet, de barqueta, de pardalets y sobre todo los de racimo.

Estos pendientes estaban realizados en oro, plata, plata sobredorada y otros metales. También llevaban perlas.

Próximamente iremos hablando de todos estos pendientes de forma más detallada.

 

 

Fuente: http://floreal-indumentaria.blogspot.com.es/

No hay comentarios de clientes por ahora.

Escribe tu opinión

Aderezo completo de latón chapado en oro y perlas cultivadas. Antialérgico.

Aderezo completo de latón chapado en oro y perlas cultivadas. Antialérgico.

Aderezo completo (Joia, pendientes tipo polcas, agujas moño y horquillas)

Material: latón chapado en oro y perlas cultivadas.

Antialérgico (sin níquel)

Adecuado para vestimenta siglo XIX y fallera.

Escribe tu opinión

7 Otros productos